martes, 23 de octubre de 2012

MANIFESTACIÓN sábado 27 a las 12 horas desde la plaza del Cid

La CNT saldra una vez más a la calle a manifestar su rechazo a las politicas y impuestas a la clase trabajadora el sábado 27 a las 12h desde  la plaza del Cid.

La dureza de las reformas laborales impuestas en los últimos meses que han devuelto las relaciones de trabajo al siglo XIX; los continuos recortes en los servicios públicos como sanidad, educación o transporte ,que no solo repercuten en las condiciones laborales de los trabajadores públicos, sino que afectan de forma directa y cruel a todas las clases populares; la represión de la que han sido víctimas aquellos que han salido a la calle a oponerse a las anteriores medidas; la criminalización que se quiere hacer de toda protesta... Todo esto no ha bastado para que amplios sectores de población, a pesar de que han sufrido o con toda seguridad van a sufrir sus consecuencias, permanezcan inmóviles y expectantes ante tanta injusticia.

Si bien es cierto que la movilización social es cada vez mayor, no es menos cierto que sigue siendo totalmente insuficiente, tanto en número de participantes como en la contundencia de las respuestas a dar. Es completamente necesario poner freno a estas pretensiones del capital, el cual como bestia desbocada, en su embestida, pretende seguir aumentando, esta vez a un ritmo vertiginoso, las rentas del empresariado, en detrimento, vertiginoso también, de las rentas de los trabajadores.

La posibilidad de impedir esta nueva ofensiva, así como la de sentar las bases para una necesaria transformación social, pasa sin lugar a dudas por la acción colectiva y continuada en el tiempo de la clase trabajadora. Ya no hay más opciones. El llamado “diálogo social” ha demostrado ser una herramienta vacía, empleada únicamente para desmovilizar y desideologizar a los/as trabajadores/as. Igual de vacío es el pretendido referéndum sobre los recortes que ansían los integrantes de la “cumbre social”.Los liberados sindicales sólo han servido para desmovilizar a las clases trabajadoras y las subvenciones han creado la dependencia del Estado. Ya solo es válida (como siempre lo ha sido) la acción directa y colectiva en la calle y los centros de trabajo, realizada por los propios trabajadores afectados, donde la mediación de los comités de empresa y sus privilegios, que desincentivan la participación de los trabajadores, debe ser desechada.

Es el momento de dejar de ser espectador para empezar a ser protagonista del cambio social.

ORGANÍZATE Y LUCHA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siguenos con tu Email

Buscar este blog